Sobre el sindicato

Fundada en 1910 en Barcelona, a partir de la unión de las sociedades obreras no vinculadas a las corrientes socialdemócratas, la CNT sigue fiel a los principios anarcosindicalistas, y es la única heredera en el Estado español del espíritu de la Primera Internacional.

El Sindicato de Oficios Varios de Murcia de la CNT es una organización que lucha por la mejora de las condiciones de lxs trabajadorxs y por la emancipación de la clase obrera en la ciudad de Murcia y en localidades aledañas. Nuestro órgano básico y  fundamental para la toma de decisiones es la asamblea, en la cual todos los miembros del sindicato tienen el derecho y la responsabilidad de participar. Nuestra forma de lucha sigue los principios anarcosindicalistas del apoyo mutuo, la solidaridad, la autogestión, la acción directa, el federalismo libertario y el internacionalismo:

El apoyo mutuo y la solidaridad entre lxs trabajadorxs son un pilar básico del anarcosindicalismo y por tanto marcan nuestra forma de actuar, con el fin de generar un tejido social y de clase sólido que nos permita enfrentarnos al capitalismo, al patriarcado y al poder del Estado.

Funcionamos de forma autogestionada, pues no nos vinculamos con ninguna institución ni seguimos directrices políticas emanadas del Estado. De este modo, no recibimos subvención alguna y nuestra financiación resulta de las aportaciones de lxs afiliadxs y de nuestras propias recaudaciones monetarias para emprender diversas acciones y actividades desde el sindicato.

Practicamos la acción directa, pues no delegamos nuestras luchas en intermediarios de ningún tipo: lxs trabajadorxs somos parte activa y fundamental de nuestra propia lucha por la dignidad. Rechazamos, por ello, la presencia, participación y creación de comités de empresa donde las decisiones se toman de forma conjunta con quienes nos asalarian y donde un trabajador decidirá por todos. Por el contrario, en la CNT creamos secciones sindicales en nuestros lugares de trabajo, pudiendo formar parte de ellas y tomar decisiones tan solo lxs trabajadorxs que las integren. De este modo, en la CNT lxs trabajadorxs son los protagonistas de sus luchas y conflictos sindicales: el sindicato acompaña, apoya y facilita la lucha mediante la unión y la solidaridad.

Creemos, además, en el federalismo como una parte fundamental para la lucha de la clase trabajadora. Sin ningún sindicato que ostente poder o jerarquía sobre los demás, el federalismo permite la coordinación de los diferentes sindicatos a lo largo de toda la Península Ibérica y también en el ámbito internacional, permitiendo y facilitando la creación de redes de solidaridad y apoyo a una escala mayor. De este modo, el SOV de Murcia de la CNT sigue los estatutos y respeta los principios, tácticas y finalidades de la Confederación Nacional del Trabajo adherida a la AIT (Asociación Internacional de Trabajadores), aspirando a la federación tan pronto como nos sea posible.

Las instituciones capitalistas, patriarcales y estatales trascienden las fronteras y se fortalecen internacionalmente mediante los mercados, los saqueos, la explotación y la represión y en todos los gobiernos y estados. Por ello, el carácter internacionalista de las asociaciones de trabajadorxs es fundamental, para hacer frente a las instituciones trans-nacionales mediante la construcción puentes de comunicación, intercambio de saberes y estrategias, solidaridad y apoyo en los distintos países.

Finalmente, en el SOV de Murcia de la CNT entendemos que la clase trabajadora es heterogénea y diversa, dadas las relaciones de poder que tienen lugar en la sociedad. Por ello, se declara anarcofeminista y antirracistaAnarcofeminista, porque el patriarcado y el capitalismo se hermanan  y entrelazan, y son vertebrados por los estados, de modo que las mujeres y los cuerpos disidentes, además de ser subyugados por el clasismo, lo son por el sexismo y las jerarquías de género. Antirracista, porque los estados y naciones, además, generan las jerarquías raciales que categorizan a las personas como inferiores o superiores según su procedencia, y discriminan, oprimen y violentan a quienes migran a otras tierras, situándolas en un plano de especial vulnerabilidad dentro de la clase trabajadora.

No olvidamos que nuestras vidas están inmersas en el magma capitalista y patriarcal de los Estados y, por tanto, desarrollamos la lucha en el asfalto sabiendo cuáles son las necesidades actuales e inmediatas de la clase trabajadora y la población precaria. El horizonte que anhelamos, sin embargo, es la anarquía y el comunismo libertario y no lo perdemos ni perderemos de vista a la hora de organizarnos y actuar.

¡Nadie nos emancipara salvo nosotrxs mismxs!

¡Salud y libertad!